Páginas vistas en total

8 de ago. de 2008

La vasija de aceite

La vasija de aceite,

2 Y Eliseo le dijo: ¿Qué te haré yo? Declárame qué tienes en casa. Y ella dijo: Tu sierva ninguna cosa tiene en casa, sino una vasija de aceite.
3 El le dijo: Ve y pide para ti vasijas prestadas de todos tus vecinos, vasijas vacías, no pocas.
4 Entra luego, y enciérrate tú y tus hijos; y echa en todas las vasijas, y cuando una esté llena, ponla aparte.
5 Y se fue la mujer, y cerró la puerta encerrándose ella y sus hijos; y ellos le traían las vasijas, y ella echaba del aceite.
6 Cuando las vasijas estuvieron llenas, dijo a un hijo suyo: Tráeme aún otras vasijas. Y él dijo: No hay más vasijas. Entonces cesó el aceite.
7 Vino ella luego, y lo contó al varón de Dios, el cual dijo: Ve y vende el aceite, y paga a tus acreedores; y tú y tus hijos vivid de lo que quede. (2 Reyes 4:2-7)

¿De qué recursos dispones? ¿Qué tienes para que se los declares al Señor? La viuda que vemos en esta escena de la Biblia, según su criterio no poseía nada, solo un poco de aceite en una vasija, al aceite le llamaba nada. Aunque ella está muy endeudada, y sin tener ayuda de nadie su necesidad aumento hasta que decidió ir al profeta por ayuda. ¿Tienes necesidad en este momento? ¿Y lo que posees a tu vista no es nada? Decláralo al Señor en este momento. El va ayudarte. A Dios le gusta usar los recursos que le nos ha dado, a él le basta lo que tengamos siempre que lo dejemos obrar como él desea.
Se puede notar, la vasija no era insignificante porque representa el poder de Dios, el aceite representa la presencia de la unción que todo creyente tiene en cierto punto y que si en realidad supiésemos como emplearlo, nos podría ayudar a encarar cualquier situación. En la Biblia hay tesoros tan grandes a los cuales disponemos y las promesas que nos corresponden por la redención de Jesucristo.
¿Cómo conocer las condiciones para recibir la ayuda divina y estas seguro que las hemos recibido? Tienes que preparar un lugar para Dios, enciérrate en e los aposentos del Rey, en las cámaras reales; cada prueba que se nos viene no es mas una necesidad que El nos llene y nos haga ver lo que El puede hacer para nosotros y por nosotros. Convéncete hoy de la necesidad que hoy experimentas y que Jehová es el único que puede proveerte de ello. El vacío de nuestro propio valer y de toda pendencia humana nos llevar rendidos hoy a sus pies y se verá cuan sabio es El y cuan fuerte es su mano.
Emplea la fe y confía que Él te dará todo lo que necesitas. La viuda no se quedo sentada esperar que la vasija se rebalsara sino que se movió a buscar más vasijas. Jesucristo elevo los panes y los peces agradeciendo anticipadamente confió en el padre y el padre vio ese sacrificio de acciones de gracia y así premió las expectativas con su gloriosa y abundante gracia. Se complació en su hijo que todo se lo ofrecía. Cuando se obra de esta manera se debe hacer con amor, desinteresad, las vasijas que lleno la mujer eran prestadas; ¡Qué necesitadas están las almas alrededor tuyo!, la viuda las retorno llenas. ¿Qué deseos tienes? ¿Deseas dar a otros o atesorar lo que Dios te da?
Que precioso es Jehová, El no necesita nada, Él siempre da, bendice y hace que seamos sus manos para que otros alcancen plenitud. Debemos ser grandes dadores, buscando los medios como nuestro hermano pueda ser bendecido, viviendo para otros y llenar constantemente las vasijas de los necesitados. Nosotros como creyentes tenemos ese océano de aceite, de unción que se puede cambiar en lo que tu quieras, antiguamente el aceite era equivalente al dinero con lo cual se podía adquirir alimento, casas, vestuarios, tierras, etc.… todo lo que se necesita el espíritu santo se puede convertir es todo eso.
Comparemos paralelamente: Lc 11:13 Y Mt. 7:11
13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? Lucas 11:13 (Reina-Valera 1960)

11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? Mateo 7:11 (Reina-Valera 1960)
En una dice que Dios dará al espíritu santo a todo aquel que se lo pida y en el otro dice que dará cosas buenas, es decir el espíritu santo da todas las cosas que necesitamos. ¿Y tú que necesitas hoy? ¿Salvación?, ¿Paz?, ¿Gozo?, ¿Fe?, ¿Fuerza?, ¿Salud?, ¿Alimento?, ¿Vestido?, ¿Amor?, ¿Perdón?,¿Casa?, ¿Luz?, ¿Cobrar animo?
El hace maravillas, “Según el poder que actúa en nosotros” (Ef. 3:20). Decide hoy llenar vasijas de otros y que no cese ese océano de unción que mora en nosotros, y solo notemos algo ¿Cuándo cesó el aceite? Ceso cuando el muchacho dijo: “ya no hay más vasijas” cuida tu vocabulario y que tu hablar sea como un ciudadano del Reino. Sal al encuentro de Sus promesas hebreos11:13
Saborea, prueba y gusta de esta promesa: 10Traed todo el diezmo al alfolí, para que haya alimento en mi casa; y ponedme ahora a prueba en esto--dice el SEÑOR de los ejércitos--si no os abriré las ventanas del cielo, y derramaré para vosotros bendición hasta que sobreabunde. Malaquías 3:10 (La Biblia de las Américas)

Archivo del blog